Descripción del proyecto

Toldo plano con portería instalado en un chalet.

Este tipo de toldos está diseñado para cubrir amplios espacios. Se trata de un toldo pasado por dos guías por las que este se desliza de manera muy práctica, gracias a unas poleas que lo guían para abrir o recoger el toldo. Las dos guías lo conducen hacia una portería de aluminio, con sujeción al suelo o pared para aportarle firmeza y seguridad.

Todas las piezas están disponibles en varios colores, para ajustarnos a la estética y necesidades de cada lugar.

El toldo de la imagen, instalado hace poco en Valencia, además tiene añadidos toldos en los laterales, que bajan guiados en paralelo hasta el suelo para poder crear un espacio totalmente cerrado, cada uno de ellos con independiente mecanismo. De este modo, es útil para cualquier época del año.